“Nada puede esconderse eternamente”